Las oficinas legales del abogado David B. Gardner proveen una amplia representación en todos los aspectos de la ley de Inmigración y Nacionalidad de los Estados Unidos.
Prev Year Prev Month March 2019
Su Mo Tu We Th Fr Sa
01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31
 
 
 
See Also
 
 
11-18-2014
El Plan de Obama en Debate

Por Andres Peña


Activistas de inmigración, frustrados con el ritmo de deportaciones bajo Obama y más exasperados con la demora en la acción de inmigración de Obama, han pedido a la Casa Blanca de ampliar la orden de deportación diferida de una manera que permite el número máximo de personas para quedarse. Pero muchos de los que han estado observando muy de cerca el proceso creen que el anuncio final se quedará corto de esas apelaciones. 

 

De acuerdo con funcionarios de la Casa Blanca, no se espera ninguna acción ejecutiva para incluir el uso más amplio de la llamada condición de "libertad condicional ". Mientras que algunos defensores de la inmigración apoyan esta idea, se ve como una línea roja por muchos conservadores que lo ven como una forma potencial de proporcionar un camino a la ciudadanía para los inmigrantes ilegales que son padres de ciudadanos estadounidenses. Actualmente esa condición de libertad condicional se proporciona a los cónyuges y familiares de las personas que sirven en el ejército de Estados Unidos. Si se incluyeran los padres de los niños que son elegibles bajo las reglas actuales DACA, el número se elevaría a 3.7 millones. 

 

En cambiar estas reglas también se podría ampliar la población elegible: eliminar el requisito de educación, por ejemplo, permitiría a 430,000 inmigrantes indocumentados más para ser elegible para la deportación diferida, según el Instituto de Política Migratoria. Y permitiendo que las personas mayores de 30 años que fueron traídos a los Estados Unidos por sus padres indocumentados permitirían otros 200,000 inmigrantes que apliquen. 

 

La Casa Blanca también está considerando la posibilidad de una política más estricta que limite los beneficios a las personas que han vivido en el país durante al menos 10 años, o alrededor de 2,5 millones de personas . Funcionarios de la Casa Blanca todavía están debatiendo si se debe incluir protecciones para los trabajadores agrícolas que han entrado en el país ilegalmente , pero se han empleado durante años en la industria de la agricultura , una medida que podría afectar a cientos de miles de personas .

 
to place your comments

Comments
 
 

no comments found

 
Powered by Adrecom